Google+ Badge

viernes, 29 de mayo de 2015

28 de mayo de 2015: El sopor volvió a poblar los tendidos

Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo Corrida de toros.

Ganadería

5 toros de Victoriano del rio y uno de Toros de Cortés, lidiado en primer lugar. Ambas procedentes de distintas líneas del encaste de Juan Pedro Domecq y Díez. Manso e inválidos El cuarto fue pitado en el arrastre. Se salvó el segundo que recibió tímidos aplausos en el arrastre. 

Terna

  • Diego Urdiales. De berenjena y oro. Estocada algo atravesada y descabello. Silencio. Metisaca perdiendo la muleta, aviso y estocada atravesada. Silencio
  • El Fandi. De berenjena y oro. Pinchazo perdiendo la muleta, estocada y 2 descabello. Pitos. Estocada caída saliéndose de la suerte. Pitos. 
  • Iván Fandiño. De espuma de mar y oro. Estocada desprendida. Aplausos. Tres pinchazos y dos descabellos. Silencio.

Presidente: D. Julio Martínez Moreno.

Se nota que esta plaza está perdiendo la seriedad que tenía años atrás, y salen a relucir detalles permitidos por la autoridad que antes no se cometían. Ayer los peones en el segundo se permitieron la osadía de hacerle la rueda al toro herido de muerte, mientras que los alguacilillos estaban tan ricamente instalados en el callejón y el presidente no envió ninguna amonestación. .

Suerte de varas
  1. Descreído. 549 Kg. Fue el único toro que se lidió de Cortés. El picador marcó arriba el leve castigo y el astado se dejó pegar en las dos entradas al caballo. Manso y descastado. 
  2. Vampirito. 584 Kg. El picador le tapó la salida y salió suelto. En la segunda vara marcó trasero el castigo y el animal se dejó pegar. Cumplió en el caballo y metió la cabeza en la muleta con nobleza.
  3. Celoso 529 Kg: Se dejó pegar cuando acudió al caballo. En la segunda entrada tardeó en acudir al montado, el piquero no lo castigó y el animal perdió las manos. Mansote que se vino abajo en la muleta. 
  4. Casero. 586 Kg.. En la primera vara no se empleó, el piquero le tapó la salida y el animal salió suelto. En la segunda entrada volvió a salir suelto. Manso con algo de casta y peligroso en la muleta.
  5. Impuesto. 567 Kg: El picador le zurró la badana le tapó la salida y el toro salió huyendo de la pelea. En la segunda vara se dejó pegar y volvió a salir suelto. Manso. El torero no pudo con él. 
  6. Jungla. 572 Kg. No fue castigado en las dos entradas que hizo al montado. El toro noble y blando. 

Cuadrillas y otros:

La plaza rozó el lleno de su aforo en una tarde calurosa. En el cuarto de la tarde el toro se llevó por delante al torero de plata Domingo Valencia que tuvo que ser retirarse a la enfermería en brazos de los compañeros.

En el sexto se lucieron en banderillas tanto Miguel Martín como Jesús Arruga, desmonterándose el primero. También destacó durante la lidia Pedro Lara

Comentarios:

Otro tostón que tuvo que sufrir la parroquia de aficionados que acuden a Las Ventas, y van…… Respecto al cartel comentaban que pintaba de nuevo El Fandi. Tendrá alguna explicación para el empresario, pero lo que ofrece cada tarde este torero, solo puede tener una componente comercial. Cada tarde es repetición de la anterior, y así, año tras año. Diego Urdiales a pesar de encontrarse con un lote deslucido tampoco se le vio muy a gusto con este tipo de encaste comercial, e Iván Fandiño ha perdido el sitio que tuvo en la temporada anterior.

Diego Urdiales se encontró en su primero a un animal de embestida incierta y que llegó muy parado a la muleta. Lo sacó a los medios y en cada muletazo intentaba rebañar lo que dejaba atrás, pero al torero riojano se le vio desconfiado, y su faena consistió en prepararlo para entrar a matar. Al segundo comenzó la faena sometiéndolo por bajo, sacándolo a los medios pero el animal no se encontró a gusto en esos terrenos, acudía al engaño con la cara alta y el torero no pudo con su enemigo, el toro sabía lo que dejaba atrás y en los muletazos se quedaba en mitad de la suerte. En cuanto vio la oportunidad se le marchó a querencias a pesar del esfuerzo del torero de mantenerlo en los medios.

El mejor toro de la tarde correspondió al lote de El Fandi. Un animal todo nobleza, y que metía la cabeza haciendo el avión, pero esos detalles para el torero granadino no sirvieron de nada. Lo recibió en el centro del ruedo de hinojos, entiendo que para levantar los ánimos de los espectadores al no conseguirlo con las banderillas, pero con ese detalle terminó todo lo que su muleta podía ofrecer a la concurrencia. Tanto en redondos como al natural estuvo vulgar y ventajista. Su enemigo se estaría preguntando ¿quién es este pega pases? En su segundo toro lo que si demostró El Fandi es la poco afición que tiene a su profesión. Después de tocarlo por ambos pitones, sin suerte, se marchó a por el acero, antes de que el público se diera cuenta que no había podido con su enemigo.

Por su parte Iván Fandiño recibió a su primero con un afarolado de rodillas, pero su enemigo se vino abajo en la pelea. Se limitó a perderle pasos entre muletazos y no consiguió ligar ninguna serie. El toro no repetía y si lo sometía perdía las manos. Su labor pasó al olvido rápidamente. A su segundo lo recibió con el pase cambiado y el público mostró desde un principio su disposición a favor del torero, pero según transcurría la faena se pudo comprobar que faltaba lo fundamental, el toro. El animal se fue apagando y a pesar que el matador le dio distancia no tenía fuerzas para soportar la lidia, y por ese motivo terminó defendiéndose. Cometió Fandiño un error, cuando se echó la muleta a la izquierda ya había exprimido toda la nobleza que tenía su enemigo por el pitón derecho. 



©Pepeíllo.

No hay comentarios: