Google+ Badge

lunes, 8 de junio de 2009

7 de Junio del 2009: Volver a la cruda realidad

7 de Junio del 2009 Quinta corrida feria del Aniversario

Toros de: Alcurrucen. Encaste Núñez
Terna:
  • Antonio Ferrera: Estocada caída que vale. Silencio. 2 pinchazos sin soltar y estocada caída. Silencio.
  • Matías Tejela: Pinchazo y estocada caída. Silencio Estocada saliéndose de la suerte. Aplausos.
  • Rubén Pinar: Estocada baja. Oreja. Estocada habilidosa. Oreja. Sale a a hombros por la puerta grande.
Presidente: César Gómez Rodríguez.



No me gustan las comparaciones, y si me apuran, hasta las odio, pero a veces reconozco que son necesarias por lo menos para tratar de dar al César lo que es del César. Creo que estarán de acuerdo conmigo que en los trofeos obtenidos por Esplá y por Rubén Pinar, que les permitieron salir a ambos por la Puerta Grande, hubo una marcada diferencia, con todos mis respetos hacía este último. Tan evidente fue la diferencia, que ha puesto en entredicho las normas que rigen en la actualidad para que un torero tenga el honor de salir a hombros de la plaza. Muchos son los aficionados que llevan tiempo reclamando que estas normas se modifiquen con el fin de que haya mas justicia en la concesión de este premio y con el propósito de engrandecer al torero que lo consiga y evitar en lo posible salidas de menos categoría, o como lo definían algunos aficionados, mas baratas.

Esto le ocurrió ayer a Rubén Pinar, que obtuvo una oreja en cada toro, y como las condiciones actuales son cortar dos en una tarde, pues el chaval obtuvo la salida a hombros en olor de multitudes como si tratara del inventor del toreo, y realmente, no fue así, a su toreo le faltó profundidad, ya que estuvo basado en las ventajas que han impuesto las figuras y si no me equivoco, esta plaza tendrá que rendirse a la evidencia, los taurinos llevan tiempo tratando de imponer sus normas como las han impuesto en casi todas las plazas. Desgraciadamente fue una salida a hombros barata, como otras que se han producido en esta feria, pero el público orejero está que lo tira. Para el torero, eso no importa, porque lo que cuentan son las estadísticas y como consecuencia el aumento de contratos y el aumento de su tarifa.

Sus compañeros de cartel tampoco estuvieron a la altura de sus enemigos, destacando en ese aspecto Antonio Ferrera, que desaprovechó las condiciones de su primer enemigo, un toro que metió la cabeza de dulce y casi con el temple necesario que solo hacía falta que el torero mantuviera la muleta al compás que le marcaba su enemigo, y eso fue lo que le faltó al torero, sacar de su muleta la velocidad que le imprimió durante toda la faena, y en lugar de dar mantazos haberlos convertidos en muletazos, cargando la suerte, cruzarse y rematarlos en la cadera. Su segundo ya no le dio la oportunidad de haber arrancado un sonoro triunfo, porque después de recibirlo con unos muletazos con sabor, al toro le constaba tragarse los pases y lo único que procedía era lidiarlo y prepararlo para el estoque.

Matías Tejela está sumergido en el toreo moderno y ventajista y le cuesta reconocer que en Madrid esta forma de interpretar el arte de Cúchares, no entra en el gusto del aficionado, A su primero, un toro con poco recorrido, le hizo pasar un calvario recetándole mantazos sin ton ni son, como indican las reglas de este tiempo. En su segundo y ante un toro que le pedía los medios se encaprichó en torearlo en el tercio, seguramente para no dejar ver al toro, con todo y con eso estuvo desconfiado dando la impresión de no saber que tipo de faena requería su enemigo, y es que cuando la casta aparece en el ruedo, los toreros no saben que hacer con ella, Nos sorprende después que las figuras maten por esas plazas de España camadas enteras de animales sin ninguna condición que debe reunir un toro de lidia. Ánimo toreros que ya queda un año menos para que estos aficionados trasnochados que piden el toro integro en toda su dimensión, asistan a las plazas.

sábado, 6 de junio de 2009

5 de Junio del 2009: Gracias maestro

5 de Junio del 2009 Tercera corrida de la feria del Aniversario

Toros de: Victoriano del Río. Encaste Juan Pedro Domecq.

Terna:
  • Luis Francisco Esplá: Pinchazo, estocada trasera y atravesada y 4 descabellos. Silencio. Estocada y 2 descabellos. 2 orejas. Sale a hombros por La Puerta Grande.
  • Morante de la Puebla: Sablazo de libro y a traición. Silencio benevolente. Estocada torticera, baja y todos los adjetivos que se quieran colocar. Pitos.
  • Sebastián Castella: Sartenazo infame, 3 descabellos, aviso. Se echa el toro. Silencio Estocada baja. Aplausos.
Presidente: César Gómez Rodríguez.


Su reconocimiento torero en esta plaza comenzó el 1 de Junio de 1982, en la famosa tarde de la corrida de los “Vitorinos”, donde como pocas veces se ha dado, que los tres espadas salieran a hombros junto con el ganadero por La Puesta Grande. Los que tuvimos la suerte de estar en la plaza aquella tarde, muchos aficionados mas jóvenes nos han venido a preguntar sobre la faena de aquella corrida y la de esta. Fueron dos faenas completamente diferentes, la de aquel día fue una faena elaborada sobre la base del tesón de un torero que quería triunfar allí donde se reconocieran sus virtudes. En su último toro, cuidó todos los detalles, fue torero, peón, casi picador y por supuesto banderillero, quería el triunfo a costa de lo que fuera, y lo que fuera era sencillamente el reconocimiento de su toreo en esta catedral, venida a menos en los últimos años. Cortó las dos orejas y acompañó a sus compañeros de cartel, Ruiz Miguel y José Luis Palomar en su salida por La Puerta Grande.

Hoy, ha sido diferente. Se han juntado muchos elementos que casi todas las veces que se intentan fusionar, no sale el resultado esperado. Se han juntado los sentimientos de un torero que ha sorprendido a propios y a extraños en su forma de interpretar el toreo. ¡Qué bien tenías guardado ladrón el pellizco de tu toreo en tu tarro de tus esencias, y que has tenido la paciencia de abrir el día de tu despedida! Que ladrón has sido que has sabido embaucarnos y robarnos los sentimientos que los aficionados tenemos guardados para esos días señalados que algún torero romántico quiera llevárselos con su toreo.

Espero que no dudarás maestro que no nos íbamos acordar de ti, ya que nos ha dado muestras en muchas ocasiones para no ser unos desagradecidos, y después de producirse lo de hoy, espero que no quedará ninguna duda que te llevaremos muy dentro de nuestros corazones de aficionados. No creo que te moleste que algún romántico después de haber visto lo que nos has ofrecido hoy, se deje llevar por los sentimientos y se acuerde de ti en tardes de sopor, y le salga del fondo de su alma la clásica frase: “Vuelve, Esplá”.

Lo único que vamos a reprocharte es que nos dejas un poco desamparados ante la mediocridad que existe hoy en el mundo taurino. También tienes que comprender que los métodos han cambiado. Hace años el problema generacional se solucionaba en el ruedo, y era el joven torero, con su fuerza y con sus ganas de triunfar el que se tenía que abrir un hueco en el escalafón, y para ello tenía que ganarle la partida al veterano torero que no quería perder el privilegio de lo conseguido. Hoy han cambiado las tornas, y a las pruebas me remito. Esta tarde ha sido el torero veterano, el que se marcha de esta profesión, el que ha mojado la oreja a los toreros jóvenes que le acompañaban en el cartel.

No hace falta echarle áelogios a la faena de tu segundo toro, porque los sentimientos que han aflorado hoy sobre la piel de los aficionados son difíciles de describirlos sobre el papel, ya en el primero, demostrarte que tu toreo estaba a años luz del que hoy se practica en todas las plazas, y eso que te limitaste a lidiarlo porque el toro no tenía para mas, pero la lidia estuvo acompañada de un sabor torero, de muleta planchá y la suerte cargada, dando el medio pecho que no había que demostrar nada mas para saber que allí, había un torero.

viernes, 5 de junio de 2009

4 de Junio del 2009: Cuando vuelve la casta desaparecen los toreros

4 de Junio del 2009 Segunda corrida de la feria del Aniversario.

Toros de: El Pilar. Encaste Juan Pedro Domecq.

Terna:
  • Uceda leal: Estocada desprendida. Saludos desde el tercio. Estocada de bonita ejecución. Saludos desde el tercio.
  • Alejandro Talavante: Media desprendida, pinchazo sin soltar y estocada. Tímidos pitos. Estocada habilidosa, 3 descabellos. El descabello salió despedido e hirió a un espectador de un burladero. Pitos.
  • Daniel Luque: Estocada trasera. Silencio Estocada saliendo encunado sin consecuencias. Silencio.
Presidente: Julio Martínez Moreno.

A Rosa


Cuando vuelve la casta desaparecen los toreros. Daniel Luque fue un torero muy distinto a su última comparecencia en Las Ventas, y es que cuando el toro saca algo de fiereza de la que lleva dentro y que los ganaderos aun no han podido eliminar porque no tienen conocimientos para ello, los toreros pasan los apuros que ayer pasó Daniel Luque en el sexto, el cual no pasó de la voluntad que puso en el empeño, pero los toros de eso no saben, al toro encastado hay que poderle con la muleta, y hay que decirle con muletazos, quien manda en la pelea, y no valen florituras, ya que el espectador adelantado se da cuenta rápidamente de la situación.

Con estos toros no valen las tontadas que aplican al toro bobalicón, que va por donde pones la flámula y si desvía la embestida, te pide perdón. Con estos toros los errores se pagan, y si no los pagas es porque la habilidad del torero le permite esquivar la cornada, pero lo que no pueden evitar es el no estar a la altura de lo que debe exigirse a un señor que se viste de luces. En una palabra, Daniel Luque no pudo con el sexto toro, un manso encastado que al final puso en apuros al torero al entrar a matar, encanándole sin consecuencias para el, de o cual nos alegramos.

Uceda Leal encandiló a los espectadores al recetarle a su primero una serie de redondos templados, bajando la mano, y lo mas importante, ligando. Qué pena que la faena no tuviera la continuidad por el pitón izquierdo, que hubiera permitido el triunfo que seguramente le deseábamos todos, para que el torero madrileño salieran de ese letargo que parece que se ha establecido en su carrera. Uceda se lo merece, ya que es un torero que no ha rehuido nunca la responsabilidad de enfrentarse a las corridas para las que ha sido llamado, y por supuesto la mayoría de ellas con la vitola de las denominadas duras, y ese hecho en si, merece el respeto de la afición de Madrid.

Su segundo fue un toro que comenzó presentando sus credenciales de manso, para ello intentó saltar al callejón pero falló en su intento. La lidia no tuvo desperdicio, desde el picador hasta los banderilleros dio la impresión que se pusieron de acuerdo para ver quien lo hacía peor, y claro, en estas condiciones lo que le llegó al maestro al último tercio no era lo que el esperaba. Aún así, el toro comenzó metiendo la cabeza en la muleta de lujo, pero, como dice el refrán, la alegría dura poco en la casa del pobre, el torero no aprovechó lo poco y bueno que su enemigo le ofreció y cuando quiso ponerse a torear, el toro no colaboró en su empeño. No obstante el torero tuvo el detalle de ofrecernos una estocada de bonita ejecución, por la cual se merecía la vuelta al ruedo.

Alejandro Talavante no ha tenido ningún detalle que haya justificado su inclusión en los carteles de la feria. Así de claro están las cosas para este torero. Durante todas sus actuaciones ha sido incapaz de levantar ni tan siquiera un murmullo de esperanza, que algo grande podía ocurrir en algunas de sus faenas. Su primero fue un toro que estuvo toda la faena marcándole los tiempos de los muletazos, acudiendo con bondad al engaño, pero el torero no encontró, o no quiso encontrar la manera de salir de la vulgaridad de su toreo. En su segundo, el público le encrespó que no diera ni un muletazo limpio, quedando desbordado, no por la acometida del toro, sino por su propia ineficacia.

Pepeíllo

miércoles, 3 de junio de 2009

2 de Junio del 2009: Invención económica...

2 de Junio del 2009 Primera de la feria del Aniversario.

Toros de: Puerto de San Lorenzo. 4º, sobrero de Antonio Palla:
Terna:
  • El Cid: Pinchazo hondo caído y cuatro descabellos. Pitos. Estocada baja. Silencio.
  • Sebastian Castella: Estocada casi entera, baja tendida y atravesada y 1 descabello. Tímidas palmas. Estocada habilidosa, trasera y desprendida. Silencio
  • Miguel Tendero: Media Estocada arriba atravesada. Aviso y i descabello. Vuelta. Pinchazo, estocada trasera. Silencio.
Presidente: Julio Martínez Moreno.

A Rosa


Después de la feria de S. Isidro, larga, tediosa, aburrida, sin ningún aliciente, ni de toros ni de toreros, amparada evidentemente en que los aficionados y los “isidros” que llenan el coso tarde tras tarde y que no han dado aún la espalda a estos espectáculos bochornosos, la empresa, “sacando fuerzas de flaqueza”, monta este bodrio de feria y la llama pomposamente, “Feria del Aniversario”.

Del aniversario de qué, a cuento de qué. Seguramente del aniversario, de año tras año llenándose los bolsillos de euros a cuenta de dar unos espectáculos que llenaría de sonrojo a todo aquel que tuviera un mínimo de vergüenza, a la vez amparados por la autoridad competente, cuya misión es velar por la fiesta y que se cumplan las normas establecidas, y en su lugar permiten el montaje de esta feria, dejando en total desamparo, tanto a la fiesta como a los espectadores que pagan para verla, ya que en esta feria no era obligatorio sacar el abono, y por eso, la empresa, muy astutamente, monta unos carteles mejor rematados que los de San Isidro, para reclamo de los espectadores, llenando la feria de San Isidro de vulgaridad en la mayoría de los días.

Los toros que se permitieron traer a la primera corrida de esta feria fueron un conjunto de cadáveres, más propio del matadero que de una plaza como esta, o como de cualquier otra, pero, de lo que se trata es de hacer caja, y para eso están los ojeadores de los toreros y de la empresa para no fallar y si cuela la fuerza, la casta y la bravura en algún toro es porque los genes de la reata han fallado, no porque hayan pagado mas dinero por él. Los toreros para no quedarse a la zaga, cumplieron con su cometido.

Castella, ya se sabe, ha dejado en su casa la improvisación y todas las tardes los aficionados que vamos a verle, ya imaginamos lo que va a hacer; recibir a su enemigo con el pase cambiado o por unos estatuarios, seguidos de unos pases de la firma. El pronóstico se cumplió, y una vez desarrollado el principio establecido, vino la vulgaridad de su torero, y se instaló en el redondel, después de dar muerte Miguel Tendero a un manso que trajo la esperanza de la lidia, ya que muchos aficionados se preguntaban como iba a lidiar el toricantano a su enemigo, que el presidente tenía que haber condenado a banderillas negras, porque cuando probaba el hierro salía despavorido de los caballos buscando la dehesa, pero... ¿Tendría el presidente el pañuelo rojo en su repertorio? El torero, en el toro de su alternativa, sorprendió a propios y a extraños y se embraguetó en toriles con él y llegó a meterlo en la muleta, consiguiendo lo que el toro no tenía. Muchos aficionados exclamaban, ya que no traen casta ni bravura, viva la mansedumbre que nos saca del letargo de la vulgaridad.

El Cid se ha olvidado de sus orígenes y se ha instalado en el torero cómodo que emplean sus compañeros más aplicados de la clase, y que ocupan los primeros lugares del escalafón. Alguien le habrá dicho: Manolo, si sigues toreando de esta forma, nos vas a dejar a todos nosotros en ridículo y un día te vas a encontrar con una cornada de esas que te retiran de esta profesión. Fíjate en nosotros, toreamos el medio toro, usamos los métodos del toreo moderno y que implica el mínimo riesgo, y como verás, cortamos las orejas que nos da la gana. No te compliques la vida. Seguro que El Cid está siguiendo al pie de la letra estas recomendaciones, ya que ayer volvió a tirar de repertorio ventajista, y mas, ahora se permite reírse en la cara de los aficionados cuantos estos le reclaman el sitio que ha perdido y que no sabemos si lo recuperará. Ese no es el camino, torero.