Google+ Badge

lunes, 16 de mayo de 2016

15 de mayo de 2016: Que nos tocará ver


Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo. Corrida de toros


Ganadería


6 Toros de Juan Pedro Domecq. 5º devuelto por inválido. En su lugar salió un sobrero de la misma ganadería que también fue devuelto por la misma razón. En sustitución salió otro sobrero de José Luis Marca. El sexto también fue devuelto y en su lagar se corrió un sobrero del conde de Mayalde. Tanto los ejemplares de la ganadería titular como los sobreros, tuvieron un comportamiento impropio de un toro de lidia. La corrida mal presentada, blanda, y descastada. En una palabra, una tomadura de pelo. Varios ejemplares fueron pitados en el arrastre.

Terna:
  • Alejandro Talavante: De nazareno y oro. Pinchazo trasero sin soltar y media estocada trasera que vale. Silencio. 3 metisaca, estocada caída y atravesada y descabello. Silencio.
  • Roca Rey: De salmón y oro. 2 pinchazos, aviso y estocada caída. Aplausos. Pinchazo y estocada. Silencio.
  • Posada de Maravillas: De azul marino y oro. 3 pinchazos perdiendo la muleta, aviso y media estocada caída que vale. Silencio en el toro de su confirmación. Estocada perdiendo la muleta. Aplausos generosos de un público entregado en la vulgaridad.

Presidente: D. Julio Martínez Moreno. 

Devolvió tres toros y debió echar a los corrales toda la corrida.

Suerte de varas: 

  1. Danzarín. 590 Kg: En la primera entrada se defendió del castigo y en la segunda entró suelto, no lo castigó el piquero y volvió a salir suelto. Manso y descastado y complicado en la muleta.
  2. Desenvuelto. 538. Kg. En la primera entrada el piquero marró y el animal casi derriba al caballo. En la segunda se dedicó a sujetarlo. El toro blando y descastado. 
  3. Marc. 505 Kg: Hizo una fea pelea en el caballo y el piquero le tapó la salida y salió suelto. En la segunda entrada el torero lo colocó de largo, pero tuvo que rectificar ya que el manso no acudió al montado. El animal manso, blando y descastado. 
  4. Bellaco. 575 Kg: En la primera vara no se empleó y en la segunda se limitó a sujetarlo. Manso, blando y sin gota de casta. 
  5. Peleador. 523 Kg: En la primera vara acudió suelto y cuando sintió el castigo salió huyendo como alma que lleva el diablo. En la segunda vara perdió las manos al emplearse. .Manso inválido y descastado. 
  6. Segurito. 549 Kg. En la primera vara el picador le permitió que topara en el peto, hecho que el toro posteriormente acusó en la lidia. Se dejó pegar y perdió las manos. En la segunda entrada volvió a estrellarse en el peto y derribó al montado. ¡Qué mal el picador! Al entrar por tercera vez no fue castigado. Manso, blando y descastado.

Cuadrillas y otros

Con un lleno hasta la bandera y con la presencia del que fue rey de España, se celebró la décima corrida de este ciclo de San Isidro, donde Alejandro Talavante le dio la confirmación al torero pacense, Posada de Maravillas. El ganado ofreció un mal juego y tanto los toreros como las cuadrillas se fueron contagiando hasta convertir el espectáculo en una parodia que duró casi tres horas, donde fueron devueltos tres toros a los corrales. Los aficionados abandonaban el coso pertrechos en su ánimo ya que después de lo ofrecido por el ganado y por los toreros no hay cuerpo que aguante tal desdicha. Como epílogo a la desvergüenza que se vio en el ruedo, los banderilleros de la cuadrilla de Posada de Maravillas tuvieron que pasar cinco veces por la cara del toro para dejar los reglamentarios 4 palos para que presidente pudiera cambiar el tercio. Seis banderillas estuvieron adornando el ruedo para escarnio de sus participantes. Nadie pidió perdón por los altavoces a los espectadores por tal fraude. Como tampoco la empresa ni la Comunidad se comprometió a que había sido un error, que se habían equivocado y que no volvería a ocurrir. Con el silencio, los aficionados esperaran indefensos la siguiente encerrona, ya que dan por seguro que todo continuará igual. 

Comentarios:

Ningún torero tuvo la vergüenza de colocar a un toro en suerte frente al caballo, solo Roca Rey en el tercero, puso al toro de largo y tuvo que rectificar ya que el manso no acudió al caballo. Y eso que salvo Posada de Maravillas, venían con la vitola de figuras. Figuras que habían entusiasmado a los espectadores días antes, pero hoy no demostraron estar a la altura de su profesión de la cual se lucran de una manera indecente, y decidieron tomarle el pelo a los asistentes y a todos los que decidieron ver la corrida por la televisión, primero con el ganado elegido y segundo con sus actuaciones.. 

Los toros fueron los principales protagonistas de la tarde, ofreciendo con su juego un espectáculo deprimente que dejaron a la fiesta en una situación muy delicada. Ese es el interés que tiene las personas que viven de ella, que en lugar de colocarla en un lugar donde pueda defenderse de las agresiones externas, la exprimen en su beneficio. Solo se salvaron del esperpento ofrecido por los taurinos los espectadores, que a pesar de ser en algunos momentos meros comparsas de un triunfalismo ventajista de sus protagonistas, nunca le han dado la espalda pero con su consentimiento han dado pie a estos montajes bochornosos. Nadie daba pábulo a lo que ocurría en el ruedo. Aunque es sobradamente conocido que en la cría del toro de lidia en raras ocasiones dos más dos son cuatros, pero que una ganadería del prestigio de Domecq se preste al engaño de quien mantiene la fiesta asistiendo a los cosos, lidiando una corrida de toros impresentable, inválida y sin gota de casta, debe hacerle reflexionar al ganadero, siempre y cuando no se considere un eslabón más en la cadena del taurinismo que reina en estos espectáculos, donde poco a poco están desangrando a la fiesta acelerando un destino nada halagüeño.

Los toreros con sus preferencias fueron los principales culpables de este desaguisado taurino, ya que con sus preferencias dan pie a estos montajes. Por ello deberían ser los primeros en exigir que para lucir la vitola de figura hay que anunciarse con TOROS, no con estos desechos de matadero y bajo el cuidado en la elección de sus de sus veedores. ¡Tantos cuidados para ofrecer esto! ¡Qué vergüenza! Que una figura de Alejandro Talavante tuviera que recetarle tres metisacas a un enemigo moribundo, sin nada de transmisión hacia los tendidos. Que ningún torero recogiera al toro de salida y lo llevara toreado hasta colocarlo en suerte frente al caballo. A eso se le llaman figuras, y que Posada de Maravillas perdiera la muleta cada vez que entraba a matar…… 

Qué lamentable debe ser para un torero que los espectadores esperen con impaciencia el final del espectáculo que han ofrecido para librase de las cadenas soporíferas a que han sido sometidos por unas profesionales donde han puesto en duda hasta su dignidad. 



©Pepeíllo

No hay comentarios: