Google+ Badge

jueves, 28 de mayo de 2009

27 de mayo del 2009: Los enjuagues de despachos

27 de mayo del 2009

Toros de Palha.
Terna:
  • Luis Antonio Gaspar “Paulita”: Metisaca traicionero y sartenazo infame. Bronca. Sablazo de juzgado de guardia. Protestas. El toro aplaudido en el arrastre.
  • Paúl Abadía “Serranito”: Metisaca, pinchazo arriba, aviso y un descabello. Silencio. Estocada casi entera, tendida, estocada atravesada, 6 descabellos. Bronca. El toro aplaudido en el arrastre.
  • Israel Lancho: Estocada atravesada que hace guardia. Aviso y 2 descabellos. Silencio. Estocada, le engancha por el pitón derecho de la taleguilla a la altura del estomago y lo zarandea colgado del cuerno. Se lo llevan a la enfermería.
Presidente: César Gómez Rodríguez


No se los que pensarían los figuras al conocer la noticia sobre la cornada que sufrió ayer el torero extremeño Israel Lancho al entrar a matar al sexto toro de la tarde. Los que nos encontrábamos en la plaza, primero sentimos pavor de ver como el toro zarandeaba al torero, prendido por el pitón a la altura del tórax y cuando se deshizo de él, el torero quedo tumbado sobre la fría arena del redondel, casi inerte. Muchos espectadores se temieron lo peor. En sus rostros podía vislumbrarse su preocupación por el estado del torero. Los espectadores de gradas y andanadas, ya que desde este lugar no se observan los detalles con claridad, al finalizar el espectáculo, se detenían para observar las imágenes repetidas de la cogida con mas claridad.

Fueron momentos verdaderamente dramáticos. Que no se interprete de esta letras que mi deseo es culpar a nadie de este percance, pero lo que si debería servir es como reflexión para los que gobiernan los despachos y deciden los toreros que deben torear este tipo de corridas.
Es una pena ver a tres espadas que la suma de los festejos toreados en lo que va de temporada no llega ni a los talones de las corridas en las que haya participado cualquier figurón del escalafón, y que para abrirse camino en este oficio tengan que lidiar con este ganado, que son los que solicitan el carnet de torero a quien osé enfrentarse a ellos, mientras que esos figurones del toreo, lidian toros, por definirlos de alguna manera, preparados en las boticas de las dehesas, y si el ganadero no permite este tipo de tropelías, pues, se lleva a cabo en los corrales de la plaza. Que más da, el caso es servir al figuóon de turno, y por supuesto no gratuitamente, porque en este mundo cada uno cobra por sus favores, y no debe ser poco Así luego salen al albero en lugar de toros, cadáveres vivientes para el lucimiento de esos figurones.

Qué vergüenza sentí ayer el ser aficionado a esta fiesta, y permitir con mi presencia en la plaza, que se cometan este tipo de barbaridades, como que tres matadores totalmente faltos de oficio tengan que lidiar una corrida que reclamaba toreros experimentados y por supuesto, lo que esta por ver, que los que quieran se figuras del toreo, sean los que tengan que enfrentarse a este tipo de ganado y demostrar con ello su condición de figura. Alguien debería terminar con esta lacra que corrompe los pilares de esta fiesta, como siempre, en beneficio de unos personajes sin ningún tipo de escrúpulos.

No me sale de la mente ninguna palabra que se pueda interpretar como una crítica sobre el comportamiento de estos tres toreros, Paulita, Serranito e Israel Lancho, que llenaron de valor sus hojas de profesionales, con el solo gesto de anunciares en los carteles junto a los toros portugueses de Palha. Fue una corrida encastada que su juego sirvió de deleite a los aficionados, el poder comprobar que aún existen ganaderías donde se cría el toro de lidia en toda la extensión de la palabra, hecho bastante difícil de ver en los tiempos que corren.

No hay comentarios: