Google+ Badge

lunes, 13 de mayo de 2013

13 de mayo de 2013: Decepción

Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo

Feria de San Isidro. 5º de feria. Corrida de toros

Ganadería: 6 toros de La Palmosilla. Encaste Juan Pedro Domecq Solís. Toma antigüedad. Lo único que tuvieron en su haber fue la presentación, todo lo demás fue un fracaso.

Terna:

  • Curro Díaz: De rosa y oro. Media estocada en la suerte contraria y 5 descabellos. Silencio. Estocada trasera saliéndose de la suerte. Silencio.
  • David Fandila, El Fandi: Grana y oro. Estocada caída saliéndose de la suerte y descabello. Silencio. Estocada saliéndose de la suerte Silencio. 
  • David Galván: Purísima y oro Pinchazo, aviso y estocada casi entera que vale. Aplausos benevolentes. Pinchazo, se echa el toro lo levantan para pinchar tres veces, aviso y descabello. Silencio. 

Presidente: D. César Gómez Rodríguez: No hubo problemas en el ruedo y el presidente se limitó a cumplir con su obligación de marcar los tiempos de la lidia.

Suerte de varas:

  1. Distante: En la primera vara el toro empujó con fijeza, pero el piquero lo picó trasero y le tapó la salida. En la segunda acudió al relance y recibió un picotazo. 
  2. Solitario: Hizo una fea pelea en la primera entrada al caballo. En la segunda vara no lo castigó, el animal se defendió y perdió las manos. 
  3. Abubillo: En la primera cita con el caballo manseó, le tapó la salida y no lo castigo. En la segunda entrada tampoco recibió castigo, el animal tampoco lo necesitaba. 
  4.  Brujito: No lo castigó en la primera entrada y en la segunda cita acudió de largo pero el castigo no existió. 
  5. Distinguido: Trasero picó el montado y la segunda vara fue un puro trámite. El toro no recibió castigo. 
  6.  Resultón: La primera vara cayó trasera y el piquero no rectificó, el toro hizo una seudopelea sin clase, saliendo suelto del caballo. Se arrancó de largo en la segunda vara pero el picador entendió que hasta el rabo todo es toro. Picó trasero y dejó que el toro se estrellara contra el peto. Los aficionados no tuvieron más remedio que enviarle una andanada para recordarle lo malo que había hecho su trabajo.. 
Cuadrillas y otros: Confirmó alternativa el torero gaditano, David Crespo. Destacaron en el segundo de la tarde los toreros de plata J. Manuel Montoliú que tuvo que desmonterarse al parear, y Francisco Javier Crespo, por la lidia, ambos de la cuadrilla de Curro Díaz. El juego de los toros de La Palmosilla fue un autentico fracaso. Fue una corrida de toros ovejunos. Flojos, mansos y descastados que no fueron capaces de llevar a los tendidos ni un ápice de emoción, eso sí, salían al ruedo con el motor gripado que les permitió no rodar por la arena y de esta manera evitar poner al presidente de la corrida en evidencia. El aficionado no se explicó como un ganadero que lleva años preparando su presentación en Madrid para que su ganadería tomara antigüedad, se atreve a sacar por toriles esta especie de cadáver con cuernos, que en cuanto lo sometían los toreros perdían las manos.

Comentarios: Con el toro ovejuno que salió ayer por chiqueros la suerte de varas está amenazada de muerte. Este tipo de animales está seleccionado para poner al servicio de las figuras de turno las máximas garantías de triunfo y como dije, con un mínimo esfuerzo, tanto físico como psíquico. Lo que ocurre es que ayer en el ruedo no había ninguna figura de renombre. Se anunciaba El Fandi, torero atlético con las banderillas pero vulgar, tanto en su ejecución y con la muleta, como viene demostrando cada año que acude al coso venteño. Por su parte Curro Díaz comenzó la faena a su primero poniendo en la retina de los aficionados un trasteo de altos vuelos, pero ahí quedó todo lo que el jienense tenía que demostrar sobre el albero venteño. Cabe la posibilidad de que alguien desde el burladero le llamara la atención y le dijera: no pongas en ridículo a la figura, que pones en peligro tu carrera. Otra explicación no tuvo el cambio de aptitud del torero, ya que continuó con una faena vulgar e indigna de la clase que atesora en su muleta. Así suelen gastarlas los taurinos, de esta manera han acabado con la competencia en el ruedo, y el que se sale fuera del guión lo borran del escalafón. Todo lo que hizo después estuvo impregnado de vulgaridad, toreando con la suerte descargada, metiendo el pico de la muleta y al hilo del pitón. Su segundo no le dio la oportunidad de lucirse, ya que el animal no valía ni para el matadero, y a pesar de eso el torero tampoco lo intentó.

El Fandi por su parte, ese torero que levanta al público de sus asientos y hace que las palmas echen humo cuando parea, estuvo menos vulgar que en otras ocasiones, ya que tuvo la decencia de ganarle la cara al toro en dos pares de banderillas. Uno en su primer toro, el otro en el quinto. Con la pañosa en la mano, el torero granadino, demostró otra vez mas que no reúne cualidades para entonar con ella los oles del público, Estuvo en la línea de su vulgaridad, aunque ninguno de sus toros merecía tal honor, ya que eran dos cadáveres, que su único mérito fue mantener en pie. 

Por parte de David Galván que confirmó alternativa, nada demostró que fuera digno de recordad, en su primero tuvo maneras que al final el aficionado terminó confundiendo con posturitas, y le faltó rematar los muletazos, en su haber, comentar que el toro no transmitió nada. En el sexto la sosería se apoderó del albero, tanto el toro como el torero rivalizaron en ello. Para más sufrimiento de los presentes, el toro se derrumbó sin haber entrado a matar y el torero se empeñó en levantarlo para despenarlo haciendo honor a su oficio: matador de toros. La moral de los espectadores ya no estaban para más emociones.

 ©J. Barranco

No hay comentarios: