Google+ Badge

viernes, 16 de mayo de 2014

15 de mayo de 2014: Otro fiasco ganadero

Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo Corrida de toros.

Feria de San Isidro, 7ª de feria

Ganadería

De Victoriano del Rio, y uno, corrido en quinto lugar, de Toros de Cortés. Ambas ganaderías del mismo encaste: Juan Pedro Domecq Díez y sus derivados. Desigual de presentación, mansos e inválidos en general que no se han visto en el caballo excepto el sexto.. 

Terna:

  1. Enrique Ponce: De azul y oro. Dos pinchazos, uno sin soltar y el segundo trasero y descabello. Silencio. Pinchazo, estocada caída, a y tres descabellos tras aviso. Saludos desde el tercio.
  2. Sebastián Castella: De lila y oro. Sartenazo – Silencio. Estocada al rincón de Ordoñez atravesada. Silencio.. 
  3. David Galán: De blanco y oro. Estocada baja y trasera y nueve descabellos. Silencio. Pinchazo, estocada tendida, aviso. El toro tardó en caer. Saludos desde el tercio.

Presidente: 

D. César Gómez Rodríguez: No se complicó la vida el presidente y aunque algunos toros fueron protestados, el usía hizo caso omiso de la defensa de la fiesta que hicieron algunos aficionados a través de sus protestas. Ayer tuvo donde elegir, los tres primeros toros mostraron una invalidez evidente, pero se olvidó de una de sus principales funciones, sacar el pañuelo verde. El aficionado sigue esperando que un responsable de la autoridad devuelva un toro que no reúna condiciones para la lidia por iniciativa propia y no a través de las reclamaciones de los tendidos. Con esta predisposición supongo que conocerán a quién benefician, les puedo adelantar que a la fiesta, no. 

Suerte de varas:

  1. Disparate.539 Kg: En la primera entrada el piquero le marcó el castigo en la paletilla pero no le castigó, el animal romaneó y derribó al montado. El toro fue de un capote a otro sin que nadie se hiciera cargo de la capea. En la segunda entrada no fue castigado. Los aficionados manifestaron su descontento. Inválido que no se le ha visto en el caballo. 
  2. Jinetero 555 Kg: En la primera entrada el animal perdió el equilibrio y se tumbó debajo del caballo. En la segunda entrada no s entregó en el castigo ni el piquero lo sometió. Invalido que no se le ha visto en el caballo. 
  3. Duende 500 Kg: El picador marró al colocar la puya, el animal manseó y no fue castigado. En la segunda entrada acudió al montado sin colocar en suerte, el picador se limitó a sujetarlo, el toro no se mantenía en pie. Otro toro invalido que no se le ha visto en el caballo. 
  4.  Baderno 596 Kg: Acudió suelto al caballo y el picador le hizo la carioca y salió suelto de la pelea. En la segunda entrada también acudió suelto y el picador se limitó a hacerle la carioca sin castigarlo. Acudió suelto por tercera vez y volvió a salir suelto. Manso encastado que no se ha empleado en el caballo. 
  5. Regata 581 Kg: En la primera vara empujó pero el picador se limitó a sujetarlo sin castigo. En la segunda entrada lo picó trasero y no lo castigó. Manso y descastado. 
  6. Maleado: Lo colocó el torero en suerte con dos toques de capote y se agarró bien Tito midiendo el castigo. En la segunda se le arranco suelto y el picador volvió a medir el castigo. El toro ha dado juego en la muleta y en el caballo.

Cuadrillas y otros:

Con la llegada de las figuras, se produjo el primer lleno de la feria. Confirmó el diestro David Galán, hijo del desaparecido matador de toros Antonio José Galán. De esta manera el maestro de Chivas ha aprovechado la ocasión para no abrir el cartel. Que fobia tienen las figuras a abrir plaza. Siempre ha habido matadores que se han prestado a este juego Toreros en decadencia. Toreros que no presentan problemas a las figuras en el ruedo…. Algunos han hecho su agosto anunciándose de esta manera. Otra corrida donde la suerte de varas ha sido un simulacro, donde solo ha destacado Tito Sandoval en el sexto. Ha picado arriba y midiendo el castigo en función del empuje de su enemigo. Se ha lucido en banderillas el torero de plata, Álvaro Núñez, el cual le han obligado a desmonterarse. Al derribar el toro al caballo en el primero, el monosabio ha cogido al toro por el rabo intentando retirar al toro del caballo, sin que nadie le llame la atención, mientras los toreros hacían do el D. Tancredo.. 

Comentarios:

Llegaron las figuras a la feria y lo única diferencia con las otras tardes ha sido el lleno de la plaza y el caché de los dos primeros toreros. Los toros han defraudado como en las anteriores corridas y los toreros no han destacado de los compañeros que han pasado por ella. A Sebastián Castella se le vio sin sitio, apático y lo más importante, sin recursos, toreó al hilo del pitón a su primero porque el toro no reunía condiciones para la lidia, lo mismo que le ocurrió a su compañero Enrique Ponce, que cuando lo sometía bajándole la mano el toro le protestaba, a pesar de ello no se olvidó de usar el pico de la muleta, en lo que ha sido un verdadero maestro. Sin embargo en el cuarto el toro sacó algo de casta y el torero valenciano quiso enmendar la plana y convencer al sector crítico de la plaza. Para ello eligió la zona del tendido siete. Llevó a cabo una faena con altibajos, uniendo muletazos con enjundia sin descomponer la figura a otros donde aprovechaba el viaje del toro toreando al hilo del pitón. El problema de este torero es que nació dotado para bordar el toreo y sin embargo le ha podido más la manipulación de su muleta. No es lo mismo enfrentarse a un toro integro al cual hay que poderle toreando, que a un cadáver, a sabiendas que tenía a la prensa a su favor para luego comentar que se había inventado un toro. El caso es que después de una faena con solo algunos detalles, el público triunfalista estaba dispuesto a regalar lo que fuera necesario, pero la espada les estropeo la fiesta. Sebastián Castella en el quinto comenzó con el consabido pase cambiado, pero el toro al segundo envite perdió las manos. Intentó el toreo al natural pero no consiguió ajustar su muleta a las condiciones de su enemigo. A mi humilde entender creo que se equivocó de terrenos, el manso le pedía las querencias de tablas, pero cuando el torero quiso enmendar ya era tarde. Otra vez será, maestro y si puede ser con toros, mejor para la fiesta.

Por su parte, David Galván mostró cualidades en la interpretación del toreo moderno. Recibió a su primero citando desde el anillo para ejecutar dos pases cambiados, continuando con unas series de redondos con muletazos con temple y largos pero descomponiendo la figura y rematando para fuera, en una palabra, el toreo moderno. Tuvo un problema añadido y es que cuando le bajaba la mano el toro rodaba por la arena. Remató con unas típicas manoletinas muy ajustadas, pero al fallar con el verduguillo, el público se olvido de premiar su labor. En su segundo volvió a conseguir unas series de redondos templados pero sin calar en los tendidos y al natural no llegó a acoplarse, de esta manera agotó lo que su enemigo tenía para ofrecerle. Supongo que por su desconfianza con el verduguillo dejó demasiado tiempo al toro en su agonía. 



©Pepeíllo.

No hay comentarios: