Google+ Badge

jueves, 29 de mayo de 2014

28 de mayo de 2014:Que poca afición

Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo Corrida de toros.

Feria de San isidro,19º de feria

Ganadería

6 Toros de Baltasar Ibán, encaste Contreras y Juan Pedro Domecq en la línea de María Antonia Fonseca y Los Guateles. En general bien presentados, excepto el segundo, justo de trapío. El ganado cumplió en el caballo y el juego en la muleta fue variado, el segundo fue un toro encastado y el cuarto no lo dejó ver Robleño en la muleta, sin embargo algunos ejemplares no trasmitieron en el último tercio. Dada la reseña de los toros, se pudo observar que se lidiaron toros de dos camadas distintas, unos casi cinqueños y otros en el límite de los seis años. Es lo que se conoce como una limpieza de corrales.

Terna:

  1. Fernando Robleño: De blanco y oro. Dos pinchazos y estocada baja. Silencio. Media estocada, perpendicular y caída. Aviso y cuatro descabellos. Silencio. 
  2. Luis Bolívar: De granate y oro. Media estocada atravesada y caída y seis descabellos. Aviso. Silencio. Estocada casi entera y caída y dos descabellos. Silencio.
  3. Rubén Pinar: De Verde y oro. Media arriba y dos descabellos. Silencio. Estocada caída y delantera. Silencio.

Presidente:

D. Justo Polo Ramos. Que poca afición mostró el presidente, no permitió ver a ningún toro acudir  por tercera vez al caballo y es que fue una de las pocas tardes que los toreros han dejado ver a los toros en el tercio de varas.

Suerte de varas:

  1. Camarito 521 Kg: En la primera vara marcó trasero, se limitó a sujetarlo y salió suelto. En la segunda se arrancó de largo, lo sujetó y volvió a salir suelto. Manso y sosote en la muleta.
  2. Tomillero 507 Kg. Se arrancó presto al caballo y el piquero marcó trasero, rectificó y le tapó la salida. En la segunda entrada lo dejó el torero de largo y el picador se agarró arriba. Manso encastado que ha tenido mucho que torear
  3. Arbolario 548 Kg: En la primera vara lo picó el reserva al entrar suelto al caballo. En la segunda picó trasero y bajo y el toro salió suelto. Manseó en el caballo y en muleta ha sido sosote. . 
  4. Costurito 537 Kg: En la primera vara fue picado trasero e hizo una fea pelea, entró de nuevo al relance y derribó al montado. En la segunda se arrancó de largo y el piquero midió el castigo. En la muleta no lo ha dejado ver el torero. 
  5. Mejicano 556 Kg: Empujó con fijeza pero el piquero no lo castigó En la segunda se limitó a sujetarlo. Justo de fuerzas que se ha limitado a defenderse en la muleta. 
  6. Costurito II 554 Kg: En la primera entrada lo picó trasero y le hizo la carioca. En la segunda vara lo dejó de largo y el toro se arrancó con tranco, pero no lo castigó. Ha sido sosote en la muleta.

Cuadrillas y otros:

De nuevo se desmonteró Ángel Otero, ocurrió en el cuarto de la tarde al colocar dos pares de banderillas que levantaron a los espectadores de sus asientos. También destacó durante la lidia del cuarto, cuando el toro derribó al montado y al quedar el picador al descubierto, su capote le evitó la posible cornada. Tiene sitio este torero de plata, espero que no le pasen factura sus compañeros, ya que los espadas no consiguieron arrancar de los tendidos ni un triste aplauso. En el sexto se lesionó Alberto Martínez y tuvieron que trasladarlo a la enfermería, en su lugar salió a parear Raúl Adrada. Fue la primera corrida de la feria que se vio colocar a los toros en el caballo. En el segundo desapareció el sol y comenzó a llover, de la misma manera que se fue apagando la luz en el ruedo. 

Comentarios:

El juego del ganado fue variado, hubo toros que se dejaron torear poniendo en las muletas de sus matadores el triunfo, y el segundo, que puso cara su muerte, Luis Bolívar no pudo con su enemigo. En la faena de muleta el torero colombiano se lo sacó a los medios y acudía al engaño rebrincado, y en lugar de someterlo por bajo y poderle, interpretó mal su papel y el toro le dijo que eso no iba con él. Se le coló y casi le arrolla. Sus intentos de torear no pasaban del segundo muletazo, ya que el toro le protestaba y el torero no aportó los conocimientos necesarios para ganarle la pelea al animal. Es lo que tiene la casta, o puedes con ella o te deja al descubierto. Su segundo fue un invalido que no se entregó en la pelea y eso le permitió mantener la verticalidad, salvo en el último tercio, donde se vio que en cuanto le bajaba la mano el animal rodaba por la arena, por lo que torero abrevió la faena. 

En el cuarto de la tarde Fernando Robleño tuvo un detalle que no agradó a los aficionados. Estos entendieron que el torero tapó a su enemigo manteniéndolo en el tercio, en lugar de sacárselo a los medios donde el toro podía haber dado más juego. Es frecuente este hecho cuando un torero no ve claras las condiciones de su enemigo o no quiere enfrentarse a ellas en otros terrenos. Lo recibió sentado en el estribo, con unos muletazos, donde pudo comprobarse que el animal tenía poco recorrido. El torero se dedicó a tapar al toro ahogándole la embestida en lugar de darle distancia. A su primero lo citó desde el anillo para darle una serie de redondos, continuando con la derecha toreando al hilo, y con una muleta sin mando. Intentó aplicar la misma fórmula al natural y como no le dio el resultado esperado se puso algo pesado hasta que se decidió tomar el acero. 

El toreo de Rubén Pinar no pasó de la vulgaridad A su primero, un toro blando, lo sacó a los medios y cuando bajaba la muleta el animal perdía las manos, pero tuvo la virtud de acudir con nobleza a todas las citas que el torero le pedía, pero sin trasmisión a los tendidos, lo que unido a la sosería del coleta, la faena no pasó del aburrimiento. En su segundo y ante otro toro sosote, el torero albaceteño no encontró en su muleta el mando necesario, ni se llegó a parar en ningún momento en la cara del toro, pasando por la pañosa a su enemigo con las ventajas características del toreo moderno. Si eso es lo que tenía que ofrecer, no se justifica su inclusión en la feria.



©Pepeíllo.

No hay comentarios: