Google+ Badge

sábado, 21 de mayo de 2016

20 de mayo de 2016: Que paciencia y falta de respeto

Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo. Corrida de toros

Ganadería

6 Toros de Alcurrucén, encaste Rincón-Carlos Núñez. Blandos, algunos rayando la invalidez, mansos, y descastados. Varios de los ejemplares fueron pitados en el arrastre. 

Terna:

Julián López, El Juli: De verde hoja y oro. Media trasera y desprendida. Aviso y 9 descabellos. Bronca. Estocada perdiendo la muleta. Silencio.

Sebastián Castella De azul marino y oro. Metisaca en el brazuelo y estocada caída. División de opiniones. Estocada. Silencio.

José Garrido. De espuma de mar y plata. Estocada tendida y desprendida perdiendo la muleta. Aviso. Saludos desde el tercio. Aviso, Pinchazo perdiendo la muleta, estocada que escupe perdiendo la muleta, estocada trasera y caída perdiendo la muleta. Silencio.

Presidente: D. Javier Cano Feijo.

En esta ocasión no tuvo el presidente la osadía de mostrar el pañuelo azul ¡Menos mal! 

Suerte de varas: 

1º Lancero. 572 Kg: Se Arrancó descompuesto al caballo y salió suelto. El piquero muy mal. En la segunda entrada, manseó repuchándose y saliendo suelto. Manso descastado y noble que se dejó hacer en la muleta.

2º Dinastía. 529 Kg. Se defiende en el castigo con la cara alta y el piquero no lo castigó. En la segunda se limitó a cumplir. Manso en el caballo, blando y noble en la muleta.

3º Milagroso. 560 Kg: En la primera vara se dejó pegar, el piquero incluyó en su trabajo la carioca, el animal salió huyendo del castigo o del piquero. El toro manso y blando.

4º Toledano. 583 Kg: En cuanto sintió el hierro salió suelto. En la segunda vara se defendió, repuchándose, el piquero le tapó la salida y el burel salió suelto. Manso, blando y descastado. 

5º Antequerano. 541 Kg: Acudió suelto al caballo, el picador le tapó la salida y volvió a salir suelto. En la segunda entrada no lo castigó y volvió a salir suelto. Manso y descastado. 

6º Cometillo. 555 Kg. No lo castigó y salió suelto. En la segunda otra de lo mismo. El animal, inválido, manso y descastado. 

Cuadrillas y otros:

Al final se colocó el cartel de “No hay billetes”. Se celebró el 14ª espectáculo de la Feria de San Isidro, con un sol radiante. Fue lo único positivo de la tarde, aunque se comentaba en los corrillos de la plaza que ni las figuras de postín eran capaces de llenar el coso. Sobre lo que aconteció en el ruedo, el aficionado lo único que se llevó fue un mal recuerdo de la tarde. No hubo ni un detalle que pudiera satisfacer el ego de su afición. Solo me quedó en la retina la lidia de Álvaro Montes al segundo de la tarde. Como dijo aquel político de ingrato recuerdo para muchos españoles, “Manda Guevos”. 

Comentarios:

El montaje de esta corrida fue un reparto de cromos entre dos de las empresas que dominan el monopolio taurino, la Casa Lozano y Los Choperitas, de estos había que excluir a José Garrido, que iba de relleno y de paso, con su confirmación, servir para abrir el cartel a la figura de turno a El Juli. Todo lo demás fueron acuerdos entre los poderoso, con el fin de beneficiar a sus toreros. Plaza llena, televisión, ganado de Los Lozanos. No podían pedir más lo dos figuras, y lo único que ofrecieron hubiera sonrojado la dignidad de cualquier persona honrada. Esto ocurrió a la vista de un público extremadamente generoso e inconsciente, que jaleaba cualquier detalle de los toreros, aunque estos significaran una afrenta para el toreo ortodoxo. Hasta se dio el caso que un aficionado del siete le recriminó a Castella que dejara de colocarse en la pala del pitón, y estos escientes espectadores, le regaló una sonora bronca. Vivir para ver y escuchar, a estos aficionados que le hacen el caldo gordo a estas empresas de donde surgen, como por arte de magia, toreros ventajistas, sin límite en sus escrúpulos, basando sus triunfos en la trampa y en el cartón y ofreciendo unos espectáculos deprimentes a un público que a la postre saca la cara por quién no se la merece.

¿Y el ganado? Menos mal que el presidente no le dio por sacar por su cuenta y riesgo el pañuelo azul y dar la vuelta al ruedo a alguno de los toros lidiados, como hizo el año pasado. Los toros de Alcurrucen ofrecieron. un juego que llenaría de bochorno a cualquier ganadero honrado. Pero ayer ellos se sentirían también empresa y el atributo de la dignidad no les afectaría. Hay que valer para eso. Decía un aficionado que los toros con nota y que forman la cabeza de camada, los ganaderos los venden a otras plazas, ya pagan más. ¿Qué tipo de ganado compra la empresa? En vista del juego que están ofreciendo, no sorprendería que adquieran el desecho, ya que una empresa se monta con el único propósito de dar los máximos beneficios, y si el que lo vende es otra empresa, pues todo queda entre los poderoso. ¿Y la comunidad qué papel juega? Nadie se preocupa por ello, solo les gusta alardear que Las Ventas es la primera del mundo. ¿La primera del mundo, en qué? Visto el resultado de esta corrida y de otras anteriores, si no toman medidas, es que no les importa en absoluto estos espectáculos, solo recoger sus impuestos y acudir a ellos dejándose ver en los burladeros con el fin de obtener réditos políticos



©Pepeíllo

No hay comentarios: