Google+ Badge

viernes, 26 de mayo de 2017

26 de mayo de 2017: Uno que se marcha


Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo Corrida de toros.. 


Ganadería

5 toros de Jandilla y 1 de Vegahermosa, lidiado en tercer lugar. Ambas ganaderías de procedencia Juan Pedro Domecq y Diez. Bien presentados, algunos de ellos con casta como el segundo. El quinto fue devuelto a los corrales y en su lugar se lidió un sobrero de Salvador Domecq, de la misma procedencia. Al segundo se le dio la vuelta al ruedo ante el estupor de muchos de los presentes.

Terna:
  • Paquirri. De azul y oro. Pinchazo arriba y descabello. Silencio. Estocada desprendida. Silencio.
  • Sebastián Castella. De celeste y oro. Estocada casi entera y trasera. Aviso. Oreja. Aviso, pinchazo sin soltar y estocada caída, 2º aviso. El toro se echa. Saludos desde el tercio.
  • López Simón. De marino y oro. Estocada saliéndose de la suerte. Silencio. Dos pinchazos, y estocada saliéndose descaradamente de la suerte. Aviso. Silencio.

Presidente: D. Gonzalo Julián de Villa Parro.

Le costó al presidente devolver al quinto después de mostrar signos evidentes de invalidez, y cuando lo hizo sorprendió a los asistentes ya que algunos pensaron que se había equivocado de pañuelo y en lugar de cambiar el tercio, mostró el pañuelo verde. Pero el mal ya estaba hecho, tenía que haber tomado esa decisión antes, pero intentó colar el inválido. Al segundo le concedió la vuelta al ruedo, a un toro que no se le vio en el caballo, escarbó, y aunque tuvo trasmisión en la muleta el premio causó muchas sorpresas en los tendidos. Poco a poco las decisiones de los presidentes van en la dirección de ir mentalizando a los aficionados que algo grande puede ocurrir en cualquier momento. Con justificación o sin ella. 

Suerte de varas: 

  1. Chillista. 524 Kg. Negro listón. En la primera entrada al caballo empujó en el peto y el piquero le tapó la salida. Volvió a entrar suelto y de nuevo fue castigado trasero, se repuchó. Manso y descastado. 
  2. Hebrea. 527 Kg. Negro listón. Las dos veces que acudió al caballo no fue castigado y en la muleta tuvo transmisión, pero no para la vuelta al ruedo..
  3. Imperial. 561Kg. Negro. De Vegahermosa. En la primera vara el piquero marcó bajo y trasero y en la segunda no lo castigó. Cumplió con el montado y en la muleta se fue sin torear..
  4. Investigadora. 552 Kg. Negro listón. No lo pusieron en suerte, el piquero le tapo la salida y el animal se dejó pegar. En una palabra, todo al revés. .
  5. Hojeadora. 544 Kg. Castaño bragado. El sobrero se defendió en el caballo y salió suelto. En la segunda se arrancó con tranco pero el piquero se limitó a sujetarlo. Blando y complicado en la muleta. El torero no pudo con él. 
  6. Decano. 556 Kg. Negro bragado meano. El piquero lo hizo todo mal y al final el toro se fue sin picar. Manso en el caballo, en la muleta estuvo por encima del torero. 

Cuadrillas y otros: 

Tarde bochornosa donde el coso venteño registro un lleno casi total aunque no se llegó a colocar el cartel de “no hay billetes”.

Destacó en la lidia Raphael Viotti en el segundo, y en la colocación del tercer par de banderillas en el quinto. En el tercero se lucieron con los garapullos, tanto Domingo Siro como Jesús Arruga, intentando hacer bien su labor. 

Comentarios:

Paquirri se despedía de Las Ventas. A todos nos pareció bien la medida tomada, pero hay que recordar que este torero nunca disfrutó de un consenso en Madrid. Tuvo su tiempo de esplendor amparado por la férula de la prensa, tanto partidista como de la llamada del corazón y desde esta protección envió dardos envenados contra el sector crítico de Las Ventas, en lugar de demostrar sobre el ruedo su valía como torero. 

Sin embargo y ajustándonos a lo vimos ayer, el matador tapó a los dos toros que le tocaron en suerte, pasándolos en la muleta, a mi parecer, en terrenos equivocados, ya que si se les daba los medios posiblemente les hubieran exigido y posiblemente la muleta del torero no hubiera estado en condiciones de responder a esta exigencia. Tuvo el detalle de parear a su segundo, pero de manera vulgar, colocando los rehiletes a toro pasado. Al cuarto de la tarde consiguió hacerlo malo, y en esa trampa no cayeron los aficionados venteños.

Castella en su primero y ante un cinqueño ejemplar, comenzó intentando lucirse con el capote y ya en la faena de muleta lo recibió con los consabidos peses cambiados, los cuales forman parte de su repertorio habitual, continuando con una serie de redondos ajustados pero olvidándose, como también es habitual, de cargar la suerte y con el pico de la muleta por delante. Continuó con otra tanda de redondos llevando a su enemigo empapado en la muleta. Al natural su toreo no brilló, consiguió algunos detalles como un cambio de manos pero sin colocarse en su sitio. El quinto le pidió el carnet al torero y este se lo debió dejar en el hotel, y el toro no se lo perdonó. Es lo que tienen los toros exigentes y complicados. Su enemigo necesitó una muleta que lo hubiera sometido por bajo y ese fue precisamente el examen que el torero no aprobó. En una palabra, Castella no pudo con su enemigo. 

Alberto López Simón demostró ayer que continúa en ese estado de indiferencia que no le permite realizar una labor, primero con valor y segundo con torería. No pudo con ninguno de sus dos enemigos, aunque tampoco fueron una perita en dulce, pero un torero que va camino de ser figura tiene que demostrar su valía no solo con el carretón, sino con los toros que presenten complicaciones, y aunque ante estos animales los aficionados no le van a exigir el toreo bonito, tampoco le pueden permitir que en su primero se limitara a acompañar la embestida del burel, en lugar de torear. En su segundo comenzó al natural, pero de su pañosa solo salían mantazos. Algún osado aficionado le espetó desde el tendido: “antes te valían todos los toros, ahora no te vale ninguno”. Con esto sobran comentarios. Ánimo torero a recuperar ese sitio que falta le hace a la fiesta. 



©Pepeíllo.

No hay comentarios: