Google+ Badge

jueves, 21 de septiembre de 2017

17 de septiembre de 2017 | Escrito por Pepeíllo. | 

Plaza de toros de Aranda de Duero. 

Cuarto festejo de las fiestas patronales 2017. 

“Toritos de dulce”

Ganadería

6 toros de Victoriano del Río, de procedencia de distintas líneas de Juan Pedro Domecq y Díez. Justitos de trapo, sin cara, excepto el quinto, blandos y excesivamente nobles. 

Terna:
  • Morenito de Aranda De fucsia y oro. Estocada caída que vale. Dos orejas. Dos pinchazos y estocada tras aviso. Aplausos.
  • López Simón: De carmesí y oro. Pinchazo saliiéndose de la suerte y estocada que rueda sin puntilla. Oreja. En el quinto media estocada trasera, atravesada y baja. Oreja a la trapacería estoqueadora. 
  • Luis David Adame. De celeste y oro. Estocada tendida baja recibiendo. Dos orejas. Pinchazo perpendicular, aviso y doce descabellos. Silencio.
Presidente: 

En esta ocasión su labor solo quedo marcada por la generosidad de sus concesiones. ´Seguramente para levantar los ánimos de los espectadores, alicaída por la tarde anterior. 
  1. Tabarro. Sin cara, recibió en el caballo un picotazo que no sirvió ni para un análisis de sangre. En la muleta un carretón. Aplaudido en el arrastre.
  2. Casero. Cómodo de cara. Empujó con fijeza en la única ocasión que se enfrentó al piquero y éste le tapó la salida como es normal en este colectivo. Blando y con más nobleza que un carretón.
  3. Epicentro. Hizo una fea pelea en el caballo y se fue sin castigar. Noble en la muleta
  4. Orador. Acudió suelto al caballo y el piquero se limitó a colocar el hierro encima. Muy noble en la muleta.
  5. Aldeano. Se dejó pegar la única vez que entró al caballo. Blando, noble y el más descarado de la corrida..
  6. Azor. La primera vez que acudió al caballo salió huyendo al sentir el hierro y en la segunda hizo una fea pelea. Manso y descastado de fea cara, cornicacho.
Cuadrillas y otros

La plaza registró aproximadamente media entrada. .

En cuanto al cartel, ninguno de los toreros anunciados se presentó en el portón de matadores. Unos por una causa y otros por otra, El Fandi, Manzanares y después Castella como sustituto de Manzanares, y Roca Rey, todos presentaron sus partes de baja. El empresario intentó hacer encajes de bolillos y tanto Ponce como Castella no le pusieron las cosas fáciles al empresario, este trapicheo de intercambios de cromos solo vale entre los empresarios apoderados y en esta ocasión el empresario de esta plaza no reunía las condiciones adecuadas para que los toreros mencionados hicieran un pequeño esfuerzo y viajaran desde Nimes, donde habían toreado la tarde anterior, eso sí, si les hubiera pagado los extras que le pedían hubieran acudido a torear. Ante esta situación el empresario tuvo que tirar del escalafón y bajar el nivel de los toreros contratados inicialmente, Pero el público siempre fiel a su afición no dejó la plaza vacía devolviendo sus localidades. El reglamento les amparaba. 

Comentarios:

Casi se repite el cartel del día anterior, solo se libró Padilla., los gestores de este tinglado las gastan así y no reparan nunca en que detrás de este negocio existe un público que llena las plazas y permiten que estos señores vivan de ello y como consecuencia, merece un respeto que en la mayoría de las ocasiones no reciben..

Morenito de Aranda recibió a su primero luciéndose con el capote, ofreciendo a los presentes unas verónicas templadas y como es costumbre en este torero, con la manos bajas. Con la muleta lo recibió en el anillo con una serie de redondos relajados, continuando con otra serie con la derecha pero con menos hondura. Con la izquierda ofreció una serie larga de naturales llevando al toro prendido en las bambas de la muleta. El animal iba y venía a los cites retándole emoción a la faena. Remató con unos circulares invertidos para animar un poco los tendidos. A su segundo lo recibió de hinojos en el tendido 2, el animal tuvo menos recorrido pero mucha nobleza, la emotividad la puso el torero tanto en el toreo en redondo como al natural, Remató la faena citando con la muleta plegada, y a los que ya tenemos unos años, nos recordó a la forma de citar de Miguel Báez, Litri padre, con el llamado, cartucho de “pescao”. Al fallar a espadas le privó de cortar los trofeos que el respetable hubiera tenido a bien ofrecer.

El primero de López Simón se le coló por el pitón izquierdo al recibirlo de capote, Con la muleta el animal demostró ser más noble que una babosa que unido a una carita muy cómoda, el torero no se privó de meter el pico cuando citaba. El poco recorrido del toro y la sosería del torero fue una mezcla que no llegó a los aficionados, a pesar de ello le regalaron una oreja. El quinto fue el más descarado pero no desentonó en cuanto a nobleza, pero sus fuerzas estaban limitadas y el torero tuvo que cuidarlo para que no rodara por la arena, sin someterlo en ningún momento. Al final consiguió un muletazo con cierto sabor torero y unos adornos que fueron muy del agrado de los espectadores. El regalo de otro trofeo le permitió salir por la Puerta Grande.

Luis David Adame fue la variante de la tarde anterior. ´Con su noble primero intentó lucirse con el capote, y ya con muleta lo recibió con unos pases cambiados de los cuales en el primero salió muy apurado. De las series de derechazos que salieron de su muleta, solo dibujó dos con cierta hondura, lo demás al hilo del pitón y metiendo el pico descaradamente. En el toreo al natural le valió el temple pero los remates los vaciaba para fuera, restándole este hecho torería a su faena. Decidió tomar el acero cuando el toro se quedó sin recorrido. A criterio del público su faena mereció el premio de dos orejas. Nada que objetar. En el sexto apuntó algunos detalles con otros de signo ventajista, ofreciendo una mezcolanza de difícil digestión para los aficionados. Al fallar con el verduguillo los presentes se olvidaron de premiarlo con lo no se había merecido. 

©Pepeíllo.

No hay comentarios: