Google+ Badge

viernes, 15 de mayo de 2009

14 de mayo del 2009: Llegaron las figuras

14 de mayo del 2009

Toros de: Toros de Garcigrande, encaste Juan Pedro Domecq Solis.

Terna:
  • Morante de la Puebla: Media habilidosa atravesada. Silencio. Pinchazo y sartenazo. Silencio.
  • Sebastián Castella Estocada desprendida. Oreja con protestas. Estocada casi entera caída. Oreja. Sale en hombros por la puerta grande.
  • Alejandro Talavante: Estocada caída. Aviso y un descabello. Silencio. dos Pinchazos, el último tendido y un descabello. Silencio.

Presidente: Manuel Muñoz Infante.

Llegaron las figuras y los toritos se dejaron las cabezas en el cortijo, por si tenían la suerte de volver con la vida por delante, ya que hoy se indultan tantos toros, no se descarta que el día menos pensado se haga también en esta plaza.

Comentaban los antiguos que los billetes estaban en los morrillos de los toros y en la mano izquierda de los toreros, y la mano derecha se utilizaba para adornarse cuando ya la faena estaba construida al natural. Hoy todo se ha vuelto al revés, y no porque la afición lo demande, sino todo lo contrario, es mas cómodo para el torero matar en los bajos y hacer las faenas con la mano derecha. A ellos les da igual ya que el público demanda las orejas con mismo entusiasmo, y si la petición no es mayoritaria, para eso están los mulilleros, para retrasar el arrastre del toro hasta que el presidente se decida a sacar el pañuelo blanco. Son los llamamos “trincones”.

Los toros de Garcigrande, muchos de ellos sin trapío y sin cabeza, excepto el sexto, mansearon y como viene siendo habitual, como su mansedumbre no les permite emplearse en los engaños, llegan al último tercio con las fuerzas necesarias para que el figura de turno realice la faena soñada. Lo que ocurre es que a algunas de las figuras les dan por torear y a otras a dejarse ver por el ruedo como alma en pena, esperando que les llegue la vena de inspiración, alargando la faena hasta el aburrimiento, y si no llega, se justifican con unos detalles artísticos impropios de toreros que se consideran figura del toreo. Como le pasó ayer a Morante de la Puebla. Pero ha sido siempre así, y en Madrid, los aficionados no suelen criticar estas aptitudes, lo que no les gusta es que lo hagan con toritos apañados para tal evento.

Sebastián Castella se le vio con sitio, lo contrario de lo que a su compañero de cartel, Alejandro Talavante. Con el sitio y con el poder que tiene el torero francés en la actualidad, que falta le hacía que sus mentores fueran tan escrupulosos en la elección del ganado. En la oreja de su primero, algunos aficionados protestaron al presidente su concesión porque consideraron que no había petición mayoritaria y por la aptitud de los mulilleros, De lo no hay duda es que el torero estuvo muy por encima del toro, un manso con querencias y que toreando y haciéndole faena, lo mantuvo en los medios. En su segundo, lo recibió con tres pases por alto y a reglón seguido y sobre un palmo de terreno, le recetó una serie de derechazos que marcó quien era el que mandaba en la arena. Basó su faena sobre la mano derecha y cuando quiso interpretar el toreo al natural, el toro ya estaba reservón y sin recorrido. Posiblemente el torero perdió la noción del tiempo animado por su toreo templado y ligado, bajando la mano y llevando al toro muy toreado, pero las faenas son la natural. Y de eso se olvidó Castella. Mató de una estocada casi entera y caída y le fue concedida la oreja, premio excesivo ya que no mató bien y que le permitió salir de la plaza en bomborombillos.

Alejandro Talavante, debería plantearse su vuelta a Madrid, cuando su mente esté más fuerte que lo que muestra en la actualidad. Se le ve sin ilusión, apático y ha perdido el sitio que tuvo al principio de su carrera. Animo torero y a salir del bache cuanto antes, la fiesta necesita toreros como tu.

No hay comentarios: