Google+ Badge

martes, 28 de mayo de 2013

28 de mayo de 2013: Otra corrida de saldo


Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo

Feria de San Isidro. 18º de feria. Corrida de toros.

Ganadería: 6 toros de El Ventorrillo. Encaste Juan Pedro Domecq Solís

Terna

  • Sergio Aguilar. De malva y oro. Estocada desprendida y descabello. Silencio. Estocada baja. Silencio.
  • Miguel Ángel Delgado: De tabaco y oro. Estocada tendida y desprendida, aviso. División de opiniones cuando saluda. Tres pinchazos, aviso y descabella sin haber clavado el estoque. Silencio
  • Arturo Zaldívar. Estocada algo trasera. Oreja con protestas. Estocada habilidosa, aviso y dos descabellos. silencio.

Presidente: D. Manuel Muñoz Infante. Parte de la plaza le criticó la concesión de la oreja concedida a Arturo Zaldívar en el tercero de la tarde, calificándolo con ello de presidente orejero.

Suerte de varas:

  1. Novedoso: En la primera entrada al caballo salió huyendo cuando sintió el hierro. En la segunda entrada no se empleó, ni picador ni toro. Manso, descastado y blando que ha transmitido aburrimiento a los tendidos
  2. Garrochista: Picó traserillo en la primera vara, el toro apretó sin clase y le tapó la salida. En la segunda entrada al caballo marcó trasero y salió huyendo el animal. Manso y encastado
  3. Afrendoso: Recibió la primera vara trasera, el toro empujo pero el piquero le tapó la salida. En la segunda vara se agarró bien. El toro se ha dejado pegar en el caballo y se ha dejado torear en la muleta. 
  4. Cañamón. El toro hizo una fea pelea en varas y el piquero le tapó la salida y salió suelto. Trasera la segunda vara, el toro se dejó pegar. Manso que se ha dejado torear.
  5. Bromista: En la primera entrada al caballo lo metieron debajo del piquero, el picador no lo castigo. En la segunda entrada se dolió del castigo. Manso que no ha sido castigado en varas y en la muleta se ha dejado torear. 
  6. Novicio: Acude suelto al caballo y el piquero permite que se tope con el peto. Salió suelto de la pelea. Marcó solamente en la segunda vara, pero en esta ocasión lo hizo arriba. Manso descastado. 

Cuadrillas y otros. Se desmonteró el torero de plata Juan Navazo en el primero de la tarde al colocar dos pares de banderillas ganándole la cara al toro y asomándose al balcón. Destacó también con los rehiletes Curro Robles en el segundo de la tarde. Hubo momentos que las rachas de aire molestaron a los toreros, dejándolos al descubierto en algunos casos ante la cara del toro.

Comentarios: Ayer volvió a salir por chiqueros una corrida de saldo, más propia de un encaste morucho que de una ganadería que selecciona el ganado con rigurosidad. El saldo se supone en base al resultado, ya que lo mismo que en los comercios existen saldos a precios más asequibles, se puede suponer, sin mucho margen de error, que en las ganaderías también habrá toros a precios de saldo, diferenciándolos de las cabezas de camadas, que seguramente irán a aquellas plazas que abonen lo que el ganadero cree que debe cobrar por ellas. Si esto fuera así, y dados los resultados no debe distar mucho de la realidad, los aficionaos creen que esta plaza se merece algo más de lo que los empresarios que pasan por ella ofrecen, y si no es así, no se está haciendo bien la gestión de la plaza, y que los responsables que tienen el poder de decidir deben corregir, si es que quieren hacerlo.

Ayer el denominador común del ganado que salió por chiqueros fue la mansedumbre, a pesar de ello varios toros se dejaron torear en el último tercio, el problema fue que no encontraron en cada caso la muleta que hiciera llegar a los tendidos las condiciones que ofrecieron los astados. No olvidemos que el torero es el que debe adaptarse al toro y no al revés. En el sexto y ante un toro complicado que se le coló dos veces al principio de faena, el mejicano Arturo Zaldívar no estuvo a la altura que le exigió su enemigo. La cuestión no era ponerse bonito, sino darle distancia e intentar dominarlo, ya que le costaba tragarse los muletazos. La voluntad del coleta le hizo ponerse pesado, hecho que el público le recriminó. Su primero, corrido en tercer lugar, lo recibió de hinojos en el anillo de la plaza, recetándole una serie de redondos que calaron en los tendidos. A continuación lo citó de lejos y dio una serie de redondos ligando y no faltos de enganchones, consiguiendo un redondo bueno llevando al toro muy toreado arrastrando la muleta. Al natural no se acopló, no le bajó la mano y su enemigo calamocheaba, la virtud que tuvo es que hizo toda la faena en un palmo de terreno. No se olvidó el torero de las bernardinas cambiando el viaje del toro, como ya son clásicas como remate de faena. Da la impresión que van incluidas en el contrato.

Sergio Aguilar recibió a su primero con unos estatuarios y el aire se encargo de dejarlo al descubierto en varias ocasiones, a pesar de no tener toro, tampoco llegó a colocarse en su sitio, anduvo fuera de cacho y al natural no se acopló a la embestida, sufriendo varios enganchones. En el cuarto estuvo desconfiado ya que su enemigo no le hizo ningún extraño que justificara esta postura, pero el corazón tiene razones que hasta el corazón ignora. Algo vería en el toro que no le gustó ya que no llegó a desmonterarse durante la faena. Anduvo frio le torero madrileño

El primero de Miguel Ángel Delgado fue un manso encastado que no fue castigado en el caballo y en la muleta se dejó torear. Cuando el torero intentó brindar hizo hilo con el dándole muestras de su condición. Acudió con tranco cuando el coleta lo citó pero le pudo la aceleración al maestro en lugar de templar sus embestidas. Terminó desbordado por su enemigo que llegó a desarmarlo. Ante este acoso, el torero tiró del recurso de los mantazos, olvidándose que en la mano tenía una muleta para torear. A su segundo lo citó desde el anillo y le dio un pase cambiado, el animal blandeaba de las manos y en cuanto le bajaba la mano el toro se colocaba de rodillas. A pesar de esto le brindó la ocasión de un triunfo, pero al coleta le faltó tirar del toro y acoplar sus embestidas a su muleta. El animal tuvo hasta la virtud de meter la cabeza con clase, pero el torero sevillano dio la impresión de no tener su día.

©J. Barranco

No hay comentarios: