Google+ Badge

lunes, 26 de mayo de 2014

25 de mayo de 2014: Un espectáculo indigno

Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo Corrida de toros.

Feria de San Isidro. 16º de feria

Ganadería

6 Toros de Peñajara, encaste Contreras- Baltasar Ibán y Juan Pedro Domecq en la línea de María Antonia Fonseca y Los Guateles. Si los datos no me fallan salieron por chiqueros 11 toros: Seis de la ganadería titular, (tres fueron devueltos a los corrales), 1 de El Cortijillo (1º sobrero anunciado), devuelto, otro de Torrealta, devuelto y otro de Los Chospes, lidiado en tercer lugar. En cuarto lugar se corrió el segundo sobrero anunciado, perteneciente a la ganadería del Conde de la Maza En quinto lugar se lidió otro de La Rosaleda y en sexto lugar, por fin, el único toro de la ganadería titular que salió en su orden de lidia, ya que en el primero y en el segundo se corrió turno y en su lugar salieron los anunciados en cuarto y quinto lugar. ¿Lo han entendido? Me alegro, yo aun tengo mis dudas

Terna:

  1. Víctor Puerto: De. Berenjena y oro. Estocada baja. Silencio. El toro fue pitado en el arrastre. Media atravesada que vale. Silencio
  2. Eugenio de Mora: De .obispo y oro Tres pinchazos y estocada desprendida y habilidosa. Silencio. Metisaca y estocada trasera. Vuelta al ruedo. 
  3. Alberto Lamelas: De .blanco y oro. Pinchazo hondo, bajo y atravesado tras aviso. Saludos desde el tercio. . Pinchazo que salta el estoque por el aire y estocada baja. Silencio 

Presidente

D. César Gómez Rodríguez. Estuvo en representante de la autoridad el presidente, solo le tembló la mano en el tercero, que después de sacar el pañuelo blanco para cambiar el tercio, lo guardó y sin vacilar, volvió a sacar el pañuelo verde para devolver al toro al corral. Solo un detalle, los lidiados en primer y segundo lugar, debieron correr seguir también el camino de chiqueros, ya que no reunían condiciones para la lidia.

Suerte de varas:

  1. Aguacero 572 Kg: No se empleó en ninguna de las dos entradas al caballo. Manso e inválido. No hay más que hablar. 
  2. Astillo 569 Kg: En la primera vara se defendió y salió suelto. La segunda fue un trámite. Manso e inválido. 
  3. Chinatón 515 Kg: Empujó en la primera vara pero salió suelto de la pelea. En la segunda, no lo castigaron. Manso encastado. 
  4. Costurero 530 Kg: En la primera entrada le arreó de lo lindo y en la segunda vara se limitó a sujetarlo. Manso encastado que no se le ha visto en la muleta.
  5.  Indio 527 Kg; La primera vara prácticamente no existió En la segunda le hizo la carioca sin necesidad, ya que el toro se dejó pegar. Mansote con algo de casta. .
  6. Argentino 540 Kg: No se empleó en ninguna de las dos entradas al caballo. Manso de escuela.

Cuadrillas y otros:

La tarde la marcó el ganado, salieron por chiqueros 11 toros y el primero bis acudió al caballo en el tendido 10 y del impacto con el peto se partió el cuerno por la cepa. El presidente en un acto de generosidad lo mandó a los corrales, no estaba obligado ya que se había inutilizado durante la lidia. Al ser devuelto el tercero, el hecho debió de crear confusión en los corrales y la tardanza de la salida del toro impacientó al público que protestó el retraso.

Comentarios:

El ganado de Peñajara defraudó a los aficionados, el ganadero ya había mostrado su preocupación cuando hace unos años detectó un problema de hígado en sus animales como origen de sus caídas en los ruedos. Los comentarios iban en la línea que ese problema había sido solucionado. Pero visto lo ocurrido en la plaza, dio la impresión que deben tener algún problema añadido, ya que es impropio que una corrida de toros criada con el esmero que pone un ganadero en su labor, ofrezca el resultado de ayer. 

Fue un espectáculo lamentable, y no solo fueron devueltos toros de la ganadería anunciada, varios sobreros siguieron el mismo camino, y así hasta once animales aparecieron por toriles. Florito justificó ayer su cargo. Y eso que el cártel era de relleno de de feria ya que alguien podía pensar que esto solo ocurría cuando se anunciaban las figuras. Los gestores de estos toreros al parecer se dedican a labores de despacho, donde se compra todo aquello que pueda favorecer a su torero y que alguien esté dispuesto a vender. Son las miserias de la fiesta, aunque el aficionado solo vea que el toro sale sin agresividad y que a las figuras de turno los medios de comunicación las colocan en los altares de la tauromaquia, para esto hay un equipo de profesionales que se encargan de que todo salga a pedir de boca, no en beneficio de la fiesta, sino de susfiguras. 

Ante esta situación, tuvo que llegar un torero desahuciado por las empresas, casi por méritos propios, para sacar de su muleta unos derechazos lentos, bajando la mano, rematados en la cadera, sin descomponer la figura y lo más importante, cargando la suerte. Fue como un resplandor en esta tarde tan indigna, ya que hasta ahora nadie lo ha hecho en la feria, incluyendo a los que han salido por la Puerta grande. Fue Eugenio de Mora y ocurrió en el quinto, que marcó un antes y un después en la corrida. Al torero toledano se le pudo criticar que no le sacó al manso todo lo que tenía, cierto, pero este hecho pudo ser motivado por su falta de corridas, pero lo no se le pudo reprochar fue su disposición. Comparado con alguna figura que ha pasado por la feria y que con solo desplegar el capote ya le estaban aplaudiendo.

Alberto Lamelas se equivocó en el sexto, un manso de libro, comenzó la faena por alto cuando debió haberlo sometido por bajo y si su enemigo se rajaba, a prepararlo para la muerte y se terminó. En su primero su faena no tuvo continuidad y también debió haberlo sometido en la muleta por bajo. 

Lo único que lució Víctor Puerto fue su disposición como director de lidia. En el que abrió plaza no tuvo toro y en su segundo no mostró la muleta que necesitó su enemigo. Debió someterlo por bajo para disipar las dudas que levantó el toro en los aficionados, no lo hizo y estos se quedaron con las ganas de conocer el comportamiento del manso encastado. 



©Pepeíllo.

No hay comentarios: