Google+ Badge

martes, 5 de junio de 2018

5 de junio de 2018

Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo. 

Feria de San Isidro 2018. 28ª festejo de abono. 

Corrida de toros. 

“El sexto nos salvo del tedio” 

Ganadería. 

Se lidiaron 6 toros de José Escolar, encaste Albaserrada. Mal presentados, descastados y algunos escasos de fuerza. El único que se libró de la mediocridad fue el sexto, un toro que se dejó torear en la muleta con nobleza y fue desaprovechado por Luis Bolívar. 

Terna: 
  • Rafaelillo; De nazareno y oro. En el primero tres pinchazos y estocada. Silencio. En el cuarto, pinchazo, estocada caída y descabello. Silencio 
  • Fernando Robleño: De rioja y azabache. En el segundo, aviso antes de entrar a matar, y estocada perpendicular y algo atravesada, sufriendo un desarme. Saludos desde el tercio. En el quinto, estocada delantera y caída y 4 toques de verduguillo. Silencio. 
  • Luís Bolívar: De catafalco y oro. En el tercero estocada tendida y baja. Silencio. En el sexto, estocada tirándose al morrillo que tropieza con la paletilla del toro y se cae. Aviso y dos descabellos, 2º aviso y descabello. Silencio.
Presidente: D. José Magán Alonso 

En el quinto los aficionados le recriminaron al usía la falta de trapio del ganado lidiado. Llevamos una feria donde tanto a la autoridad como a los veterinarios, les vale todo lo que presentan los ganaderos, realizando reconocimientos sin ninguna escrupulosidad. Esta corrida no iba a ser una excepción. 

Se le protestó al presidente que cambió el tercio en el segundo de la tarde con solo tres palos. 

Suerte de varas:
  1. Caluroso I. 507 kg. Cárdeno claro. 1ª Vara. Se dejó pegar en el primer embroque con el caballo. 2ª Vara. Tuvo el mismo comportamiento.. 
  2. Cuidadoso. 515 Kg. Cárdeno claro 1ª Vara: No empleó en la pelea y el piquero le tapó la salida. 2º Vara: El piquero se limitó a sujetarlo. 
  3. Diputado. 510 Kg. Cárdeno. 1ª Vara. Acudió de largo al caballo y el picador se agarró en el morrillo. El animal no se empleó, perdiendo las manos. 2ª Vara; El mismo juego, perdiendo de nuevo las manos. 
  4. Pocapena. 540 Kg. Cárdeno claro. 1ª Vara. El montado marcó en los bajos aunque rectificó. El animal empujó y le tapó la salida. 2ª Vara: El matarife volvió a marcar el castigo en los bajos. . 
  5. Curioso. 567 Kg. Cárdeno. 1 Vara. El montado colocó la vara donde cayera, se limitó a sujetarlo y el animal no se empleó. 2ª Vara. El picador se agarró, pero el toro no se empleó. 
  6. Chupetero. 560 Kg. Cárdeno claro 1ª Vara. El matador lo colocó de lejos, el toro se arrancó y el piquero marró en el embroque. Volvió a entrar al relance y no fue castigado. 2ª Vara: Lo volvió a colocar de largo, el toro se arrancó y el piquero volvió a perder la vara. 3ª Vara: Volvió a arrancarse pero no fue castigado. El torero dejó lucir al toro. Aplaudido en el arrastre. 
Cuadrillas y otros. 

La tarde fresquita y como ocurrió en la corrida anterior, ni el ganado ni el cartel, logró cubrir los tendidos. El coso registro media entrada. 

De las cuadrillas destacaron Fernando Sánchez en el tercero y en el sexto, junto a Miguel Martín, ambos tuvieron que desmonterarse en la colocación de los garapullos. 

En el sexto se dio un caso que demostró la ignorancia que existe en los tendidos. El picador abandonó el ruedo entre aplausos después de mostrar una falta en el manejo del caballo y lo más importante, perdió la vara en dos ocasiones. La sorpresa de los aficionados fue mayúscula. 

Comentarios: 

La tarde iba de capa caída, el ganado no respondía a las expectativas de los aficionados, tanto en su presentación como en el juego ofrecido, y el sexto apareció en el ruedo y levantó un poco los ánimos pero solo en el caballo. El matador tuvo la virtud de dejar ver al toro en el caballo, pero cuando llegó la hora de torear, a pesar que los aficionados deseaban el triunfo del torero, Luis Bolívar no estuvo a la altura que requería su enemigo. Al primer muletazo se le coló, se echó la muleta a la izquierda y consiguió dos muletazos templados en una tanda de naturales por el pitón bueno del animal, pero sin conseguir bajarle la mano y rematando los muletazos por alto. Por la derecha no se acopló y el animal terminó desbordando al matador, marchándose al desolladero con las orejas puestas. Una pena Bolívar. En el tercero el torero colombiano estuvo inseguro con un animal que mostró de salida poca entrega en el capote. Comenzó la faena de muleta al natural pero le faltó confianza y colocación, limitándose a pasarlo por la tela con el único fin de justificar su contratación. Dada su situación, Bolívar debió salir con otra disposición, pero, eso de torear no debe ser fácil. ¿Verdad Torero? 

El primero de Rafaelillo se desplazó en el capote por ambos pitones, y ya con la muleta en la mano lo recibió con unos doblones rematados por arriba. En la primera tanda lo pasó por la pañosa sin pena ni gloria y en la segunda el animal comenzó a medir en las embestidas desarmando al torero. El murciano mostró el desánimo que viene demostrando en esta temporada y que no le permite asentar las zapatillas en la arena y su enemigo comenzó a buscar lo que dejaba atrás. Dos elementos de difícil ligazón, que el toro mida y el torero no muestre el mando de su muleta. En el cuarto, comenzó la faena al natural pero sin pararse en la cara del toro. De nuevo volvió a desarmarlo, faltándole mando y sobrándole dudas,. El toro terminó aprendiendo lo que el matador le enseño y eso fue determinante en su comportamiento. 

El segundo de la tarde se desplazó bien en el capote por ambos pitones pero Robleño lo pasó por el percal sin pena ni gloria. Cuando tomó la pañosa lo sacó a los medios y consiguió sacarle unos muletazos sin descomponer la figura, pero el animal, con las fuerzas muy justas, le faltó entrega en la pelea. El matador sufrió un desarme y una caída en la cara del toro, que debido a su nobleza, no hizo por él. El torero mostró disposición, sacándole a su enemigo lo que no tenía. En el quinto y ante un manso y descastado animal, el torero mostró disposición, pero el animal le mostró sus credenciales sabiendo lo que dejaba atrás. Lo intentó al natural pero no hubo nada que hacer, abreviando la faena con un macheteó antes de tomar el acero. 

No dio más la tarde en esta semana torista, que continúa sin mostrar lo que de verdad debería haber en el campo bravo. Esperemos que en las tiendas de los chinos el empresario encuentre mejores productos, la fidelidad de los aficionados se lo merece. 

©Pepeíllo 

No hay comentarios: