Google+ Badge

viernes, 8 de junio de 2018

8 de junio de 2018

Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo. 

Feria de San Isidro 2018. 30ª festejo del ciclo ferial. 

“El quinto salvó la tarde” 

Ganadería. 

Se lidiaron 6 toros de la ganadería de Adolfo Martín, encaste Albaserrada. Justita de presentación. Salvo el primero y quinto, mansotes con poca casta y deslucidos. 

Terna: 
  • El Cid; De tabaco y oro Sufrió un revolcón en su primer enemigo y fue trasladado a la enfermería. El toro fue despenado por Pepe Moral de una estocada baja. Silencio 
  • Pepe Moral: De tabaco y oro. En el tercero, estocada trasera. Silencio. En el quinto estocada tendida en buen sitio. Oreja. 
  • Ángel Sánchez: De espuma de mar. Estocada trasera. Aviso y tres descabellos. Saludos generosos en el toro de su alternativa. En el cuarto Pinchazo pescuecero y 5 descabellos. Silencio. En el sexto, pinchazo que vale. Silencio.
Presidente: D. Jesús María Gómez Martín 

.Sin comentarios a sus decisiones. 

Suerte de varas: 
  1. Mentiroso. 485 kg. Cárdeno. 1ª Vara. El piquero marcó en el brazuelo y rectificó. Acudió de nuevo al relance e hizo una fea pelea. 2ª Vara. Se agarró bien pero el animal recibió un picotazo. No se entregó en el caballo y en la muleta no lo entendió el torero. 
  2. Monería. 516 Kg. Cárdeno. 1ª Vara: El picador se agarró arriba, el animal se dejó pegar y el piquero, como dato significativo, NO LE TAPÓ LA SALIDA. 2º Vara: Se limitó a sujetarlo. Mansote con complicaciones en la muleta. 
  3. Batanero. 556 Kg. Cárdeno. 1ª Vara. Le arreó sin piedad y le tapó la salida. 2ª Vara. Se dejó pegar y salió suelto. No se empleó en el caballo y de casta anduvo escaso. 
  4. Horquillero. 534 Kg. Cárdeno. 1ª Vara. Se dejó pegar en el caballo, salió suelto buscando la salida. 2ª Vara: Buena vara, aunque el toro se estrelló en el peto. Manso con querencias. 
  5. Chaparrito. 549 Kg. Cárdeno. 1ª Vara Fue muy mal picado, por un montado que parecía un “pinchaúvas”. 2ª Vara. Se arrancó de largo y fue castigado en la paletilla. El animal muy mal picado y en la muleta su juego estuvo por encima del torero. 
  6. Carpintero. 513 Kg. Cárdeno 1ª Vara. No se empleó y el piquero no lo castigó. 2ª Vara: Se agarró bien el picador pero el toro no se empleó. 
Cuadrillas y otros. 

Con algo más de media entrada y con tiempo inestable se celebró la 30ª corrida del ciclo isidril. Al comienzo de faena del primero de la tarde comenzó a llover, hecho que deslució en gran medida el festejo. 

Ángel Sánchez recibió la alternativa de manos de El Cid., que le cedió la lidia de Mentiroso. Ya podrían haber elegido otro nombre. 

El Cid sufrió un revolcón en el segundo, primero de su lote, al comienzo de la faena, sufriendo una cornada de 20 cm con destrozo en vaso interno y aductor derecho, siendo retirado a la enfermería y su posterior traslado a una clínica. Hecho que modificó el orden de lidia quedando la corrida en un mano a mano. 

El banderillero Juan Sierra se desmonteró en el quito al jugársela en un par de banderillas. Cuando se quiere, se puede. 

Comentarios: 

No pudo comenzar peor la faena el torero de Salteras. Después de dar la alternativa a Ángel Sánchez y brindar la faena del primero de su lote, no pudo ofrecer lo que su voluntad deseaba. Al segundo muletazo de trasteo el animal lo arrolló e hizo por él produciéndole lesiones que le impidieron continuar la lidia. Le deseamos una pronta recuperación. 

Ángel Sánchez recibió al toro de su alternativa con unas verónicas ajustadas y el toro lo arrolló, salvándole el capote que tapó la cara de su enemigo. En la faena de muleta el animal se desplazaba por los dos pitones, y el matador comenzó aliviándose por el pitón derecho. A estos toros a pesar de su condición, hay que hacerle las cosas muy bien y el animal exigía colocación y el torero no se lo ofreció. El toro se fue rajando y terminó alejándose de la pelea para lo que había sido seleccionado. El cuarto mostró querencias hacía tablas, comenzó desarmando al torero y según transcurría la faena el toro fue haciéndose dueño de la pelea y el torero no ofreció los recursos que exigía su enemigo. Al sexto lo sacó al anillo y según el dicho, en este terreno todos los toros embisten y son más exigentes. En la primera serie por el pitón derecho, el matador comenzó aliviándose escondiendo la pierna contraria, y por el izquierdo tenía menos recorrido, y según transcurría la faena el animal terminó defendiéndose .buscando lo que dejaba atrás, restándole al torero la oportunidad de lucirse. 

Pepe Moral tuvo que matar al toro que envió a El cid a la enfermería. El torero se limitó a despenarlo, preparándolo con un trasteo. El tercero, primero de su lote, fue un toro soso que no transmitió nada a los tendidos, con el agravante que comenzó a llover, quitándole este hecho atención a lo que ocurría en el ruedo. El animal parecía más un toro de medía casta, pendiente de buscar la salida en lugar de la pelea con la muleta. En el quinto el torero se encontró con un enemigo que transmitía y que acudió al engaño con claridad, el sevillano levantaba los olés de los tendidos mientras que a El Cid lo trasladaban al hospital. Es la cara y cruz de la fiesta. Pepe Moral entendió mejor a su enemigo con la derecha que al natural, ya que por este pitón  remataba los muletazos para fuera, restándole hondura  y vistosidad a su labor. El matador tuvo una virtud muy importante, la faena duró cinco minutos. Tiempo suficiente para el triunfo o para el fracaso. En esta ocasión el torero no defraudó a los espectadores. 

Como decía un vecino de mi localidad, a la tarde no le faltó de nada. Alternativa, sangre de un torero, lluvia y posibilidad de éxito de Pepe Moral. 

©Pepeíllo.

No hay comentarios: